Portada comprimida.png

querés ideas

todas las semanas?

  • Vanessa Decor Online

Para que puedas Decorar tu casa cuando te dé la gana! El día que decidí enfocarme en tus necesidades

  • Alguna vez has tenido que sacrificar tu sueño de tener una asesoría en decoración de interiores de manera profesional debido a tus compromisos de trabajo?

  • Alguna vez te has negado a pedir algo que quieres mucho porque tienes miedo de que piensen que es desconsiderado?

  • Alguna vez le has negado algo a algún amigo porque lo que te pide no te conviene?



Hola, yo soy Vane y si te identificas con alguna de estas situaciones y sueñas con decorar tu casa, definitivamente te interesa leer esta historia sobre Silvia, que ahora vive en la casa de sus sueños y la mía, que disfruto de tiempo para estar con mi mamá y mis amigas, mientras trabajo.



Quiero inspirarte con esta historia por eso voy a contarte:

cómo hace unos años, 2 cosas en apariencia malas, me permitieron cumplir un sueño que jamás pensé que iba a lograr.


Asesoría virtual de decoración de interiores via Zoom entres dos mujeres
Servicios de decoración en línea, donde quiera que estés y en cualquier horario.

Mi amiga Silvia había pasado mucho tiempo, suplicándome:


¡Vane tenés que ayudarme!


Ella se sentaba día tras día en un sofá gastado y con espuma ya muy deforme, que tenía en su casa desde que se casó.


Y es posible que te preguntes: ¿por qué no lo cambia?


Pero lo que no sabes es, que estos muebles eran un regalo de sus padres y para ella cambiarlos era hacerles un desaire, además de no saber cuáles comprar, porque toda su “decoración” giraba en torno a estos muebles.


Pero como los muebles ya no le gustan, todo lo demás que puede mirar a su alrededor sentada en ese incómodo sillón, la hace sentir molesta y cada día se siente más triste.


Silvia se imagina la bella transformación que puede tener su casa, en manos de su amiga: la decoradora.





Ella solo quiere cambiar esa casa que percibe como simple, oscura, triste y aburrida, porque finalmente tiene el dinero y puede permitírselo.

Y no le importa mi respuesta de siempre: “querida, lo siento, pero no tengo tiempo.”


Sólo pensaba en ella y sus necesidades y claro…

Me hace sentir mal porque para ayudarla, yo tengo que salir de mi zona de confort hasta que un día, se me ocurre una brillante idea.


Hay cosas que parecen buenas, pero son una pesadilla después de todo

Verás, al igual que vos, en el 2016, yo trabajo de 8 a 5, para una gran empresa de diseño y arquitectura, muy prestigiosa y con proyectos muy importantes.


Mi trabajo es diseñar residencias de lujo y bellos hoteles, de esos que ves en las revistas y te hacen suspirar cada vez que los ves.


Es un trabajo idílico.


Aún así, existe un aspecto muy importante de mi trabajo que no me gusta para nada, con el que puede que vos te identifiques también.


Puedes imaginar cuál es? El horario de trabajo.


Adicionalmente, tengo tanto trabajo que manejo hasta 7 grandes proyectos a la vez y la presión y responsabilidad es mucha para soportar tranquilamente.


Eso me fuerza a idear una forma metódica para trabajar y dormir tranquila por las noches, la cual me da la idea que me sirvió para realizar mi sueño.


Yo amo el proceso y amo más los resultados, que hacen muy felices a mis clientes.


Pero era una situación muy tensa. La presión de quedar bien con todo, los tiempos de entrega, tratar con subalternos incómodos y con todos los clientes de los proyectos y las expectativas de todos, deterioraba mi calidad de vida y mis relaciones personales.



Y mi frustración me hace pensar en cosas imposibles


No me gusta no poder disfrutar con mi mamá, con quien amo pasar el tiempo.

Tampoco puedo salir con mis amigas que tienen sus propias empresas, a tomarme un café en una bella t